Chamogel®

Primeros Dientes

 

Calma y cuida las encías de los bebés y niños durante la dentición.

Chamogel® Primeros Dientes
Es un gel para el masaje de las encías de los bebés durante la dentición. Su textura permite aplicarlo cómodamente realizando un suave masaje sobre las encías enrojecidas para calmarlas.

En caso de duda consulte a su médico o farmacéutico.

Primeros Dientes - Chamogel - Schwabe

La calidad de Chamogel® Primeros Dientes ha sido reconocido con los exclusivos certificados de:

  1. Toothfriendly® otorgándole la certificación como producto amigo de los dientes, ya que sus componentes no son erosivos ni producen caries.
  2. Chamogel® Primeros Dientes ha obtenido el certificado Dermatest® Excellent por su buena tolerancia sobre la piel.

 

Ingredientes activos:

  • Extracto de hojas de Malva, forma una película protectora, ejerciendo un efecto suavizante, calmante y emoliente sobre las encías.
  • Pantenol (provitamina B5), mejora la hidratación de la mucosa y ejerce una acción relajante, promoviendo la regeneración de los tejidos.

 

Modo de empleo:

Poner una cantidad de gel del tamaño de un guisante sobre un dedo y aplicar sobre las encías masajeando suavemente. Puede utilizarse varias veces al día, hasta un máximo de 4 veces al día.

Puede ser utilizado desde el nacimiento.

 

Signos y síntomas comunes

  • Salivación aumentada (babeo) y la tendencia a morder objetos duros
  • Encías inflamadas, rojas y dolorosas
  • El bebé muerde objetos duros y fríos
  • Piel irritada alrededor de la boca debido al babeo
  • Irritabilidad (llantos, inquietud)
  • Dificultad para dormir, despertares nocturnos
  • Síntomas gastrointestinales (leve diarrea)
  • Dolor de oído
  • Febrícula (fiebre < 38ºC)
  • Mejillas calientes y coloradas

Las molestias de la dentición afectan al bebé y a toda la familia. Chamogel® calma y cuida las encías de los bebés y niños durante la dentición.

Consejos útiles

  • La aplicación de una ligera presión, por ejemplo, apretando suavemente con el dedo limpio, o dejar que el bebé tenga en la boca un mordedor u otros objetos duros adecuados, pueden aliviarle el dolor.
  • La aplicación de frío puede calmarles. Existen mordedores de gel que pueden refrigerarse en la nevera antes de dárselos al bebé para que los muerda. También los alimentos fríos, como el yogur o papillas de frutas, pueden tener un efecto similar.

Vuestro médico o farmacéutico puede asesoraros sobre estos y otros consejos para afrontar la dentición de la mejor manera posible.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies