Colikind®

 

Colikind®, para el cólico del lactante

Colikind® favorece la expulsión de los gases y mejora la sintomatología asociada al cólico del lactante.

Cólicos - Colikind - Schwabe

Modo de empleo:

Colikind® son gránulos que se administran antes de cada lactación, bien directamente en la boquita del bebé o disolviéndolos en un poquito de agua.

Está desarrollado especialmente para bebés desde su nacimiento. Su excelente tolerabilidad hace que sea una opción adecuada para aliviar los cólicos que sufren muchos bebés.

INGREDIENTES ACTIVOS

Argentum nitricum D8

Diarreas

Chamomilla D1

Analgésico y tranquilizante

China D3

Carminativo

Cuprum aceticum D8

Antiespasmódico


Lycopodium D3

Antiespasmódico Estreñimiento


Momordica balsamina D4

Gases y borborigmos


Tilia europea D1

Tranquilizante y antiespasmódico

¿Qué son los cólicos?

 

El cólico del lactante es muy común en los primeros meses de vida.
Los cólicos en bebés afectan hasta el 40% de los bebés de uno a cuatro meses de edad.

Se desconocen exactamente las causas de los cólicos, pero se cree que son debidos a una inmadurez en el desarrollo del tracto intestinal y suelen producirse muchos gases en el bebé.

Así pues, los cólicos del lactante no son una enfermedad, sino una fase más en el desarrollo normal del bebé que remite espontáneamente.

En caso de duda, el pediatra podrá aconsejaros sobre el tratamiento o como eliminar los gases y descartar otras causas, como infecciones, apendicitis o intolerancias alimentarias.

Signos y síntomas comunes

  • Llantos intensos, prolongados e inconsolables, especialmente a última hora de la tarde
  • Calambres espasmódicos
  • Hinchazón y/o dolor abdominal
  • Estómago duro y distendido, con las rodillas flexionadas hacia el pecho, puños cerrados y espalda arqueada
  • Irritabilidad, intranquilidad
  • Dificultad para dormir

 

Se debe consultar al médico si tienen dudas o si se presentan algunos de los siguientes síntomas:

  • Llantos inconsolables, agudos y estridentes
  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Vómitos
  • Cambio en las deposiciones (estreñimiento o diarrea, con moco o sangre)
  • Fiebre
  • Dificultad respiratoria
  • Fontanelas abultadas o hundidas
  • Letargia (cansancio excesivo, falta de sonrisas/interés, succiones débiles)

Consejos útiles

Para calmar al bebé:

  • Atmósfera de seguridad (calma, cercanía)
  • Nanas, sonido suave y relajante de fondo.
  • Coger / balancear al bebé
  • Masajear al bebé
  • Proporcionar un calor suave
  • Cambiar de posición al bebé

Cambios en la alimentación:

  • Cambio en la postura del bebé durante la alimentación (más incorporado favorecerá la expulsión de los gases)
  • Cambio de biberón (ej.: biberones anticólico)
  • Cambio de leche (sólo si el médico lo recomienda)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies